Eduardo Callaey

El último bastión

Y un día me di cuenta que todo aquel mundo en el que había crecido estaba sitiado. Que todo lo bueno, lo bello y lo sagrado se estaba apagando en medio del desinterés, la desidia, o simplemente la ausencia de sentido. Con el tiempo descubrí que había otros como yo y decidí resistir con ellos desde el último bastión.

 
No pudimos encontrar esta página
Descubre algunas de nuestras entradas más interesantes en este blog.
 

El último bastión

Gracias por tu interés en mi website. Si tienes algo para decirme, no dudes en contactarme.

Buenos Aires

logo-preview-fe6324e8-d20a-46b6-8317-9a5
 

©2018 by La otra cara de Jano. Proudly created with Wix.com